Thursday, January 27, 2022

Parque Marino Coiba, un Paraíso Debajo del Agua

Islas paradisíacas, vida marina, naturaleza y mucha actividades. Destino Especial    Su territorio se enriquece de playas con arenas blancas, aguas cristalinas con tonalidades turquesas y muchas palmeras que enmarcan este paraíso. Sin embargo, lo más impresionante

Islas paradisíacas, vida marina, naturaleza y mucha actividades.

Destino Especial   

Su territorio se enriquece de playas con arenas blancas, aguas cristalinas con tonalidades turquesas y muchas palmeras que enmarcan este paraíso. Sin embargo, lo más impresionante de Coiba no es lo que se puede ver a simple vista, sino, lo que se puede encontrar debajo del agua. El Parque Nacional Coiba es una de las capitales de vida marina más grandes del mundo. Aquí uno se encuentra con tiburones blancos, ballenas jorobadas, tortugas marinas, mantarrayas, y cientos de otras especies. El Parque cuenta con 38 islas diferentes para visitar, siendo Coiba la más grande y reconocida. 

Dentro del Parque Nacional de Coiba se encuentran las áreas insulares de Isla Coiba, Ranchería (Coibita), Jicarón, Jicarita, Afuerita, Canal de Afuera, Uvas, Contreras y Brincanco, que lo convierte en uno de los parques marinos más extensos del mundo junto con su plataforma continental. 

Hay varias formas de disfrutar este Patrimonio de la Humanidad. La más común es realizar un viaje de un día ya sea para bucear o relajarse, y es saliendo desde Santa Catalina en Veraguas. Eso sí, se puede pasar la noche en la Isla de Coiba en una de las cabañas frente a una hermosa playa que el Ministerio de Ambiente tiene para los visitantes. Aunque no tienen tantas comodidades como las de un hotel, tienen todo lo necesario para un buen descanso, incluyendo aire acondicionado.

Las cabañas están limitadas en Coiba, y por esta razón la mayoría de las personas se hospedan en Santa Catalina, un pueblo con una gran comunidad de “surfers” que tiene como parque de diversiones las imponentes olas de una playa que ha sido sede de Campeonatos Mundiales en este deporte. Desde ahí, se consiguen guías de turismo que organizan todo para el viaje hacia el Parque Marino Coiba. Antes de ir a este destino tan desafiante; deben asegurarse que el guía y/o la agencia de turismo esté certificada por la Autoridad de Turismo Panamá. 

Camino a la Aventura

Después de una noche de descanso, se puede desayunar y buscar todo el equipo necesario para el viaje, incluyendo el almuerzo y un guía para hacer “snorkel”. Todo esto a un precio estimado de $60.00 dólares por persona. El valor final dependerá del paseo, cantidad de personas en un grupo – ahora reducido por las medidas de bioseguridad – y según lo que disponga el guía que provee el servicio. El viaje es algo largo, pero la belleza que se ve en la costa hace que el tiempo desaparezca ante la magnitud de la belleza de la naturaleza. 

Según la temporada, se pueden observar tortugas marinas en el camino, y si van de paseo entre junio y noviembre se encuentran ballenas jorobadas a la distancia. Para una experiencia única tras la pista de estos cetáceos, hay paquetes que se promueven para que su travesía tenga mejores oportunidades de divisarlas a cierta distancia, respetando su espacio.

Viajar hasta Coiba se disfruta más, si se visitan otros parajes naturales, como la pequeña isla Granito de Oro, un mini paraíso rodeado de aguas cristalinas y arrecifes de coral para hacer “snorkeling” y observar varias especies de tortugas o hasta pequeñas mantarrayas. También se encuentra isla Coibita o Ranchería, que ofrecen unas cabañas que los paseos turísticos utilizan para pasar un rato y almorzar. Por sus alrededores hay un sector donde los monos e incluso los cocodrilos deambulan.  Igualmente hay un cocodrilo llamado “Tito” en la orilla esperando ser alimentado por los guarda-parques. 

Ecosistema de fama internacional

Con 49,300 hectáreas, Coiba es la isla más grande del Pacífico Americano. Fue famosa durante muchos años por albergar un centro penitenciario. Incluso a principios de este año, la revista “National Geographic” le dedicó un espacio en su sección de Medio Ambiente, donde sobresale el hecho de cómo esta isla pasó de ser un centro penitenciario por casi cien años, a convertirse en una de las regiones con mayor biodiversidad en el planeta. 

Mucho se le atribuye a su pasado tenebroso, el que esas islas se conservaran en su estado virgen, atrayendo a muchas especies. Coiba, además de ser la isla más grande de Centroamérica, también es la isla deshabitada más grande de toda Latinoamérica. 

info@thevisitorpanama.net

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT